“La ficción es necesaria como el respirar”. Entrevista en el Diario Montañés.

El pasado domingo 8 de febrero el Diario Montañés, dentro del suplemento de Torrelavega, publicó la entrevista en la sección “Rostros de mañana”.

Entrevista Diario Montañes

Anuncios

Esto es la descojonación

Hay días extraños, largos, a veces interminables. Días llenos de subidas y bajadas, días que pueden terminar mal o que pueden acabar con un giro en el guión de los que hacen historia y que le llevan a uno a plantearse el mismísimo sentido del universo y de la madre que lo parió a todo.
Y ahora es cuando lo explico.
Hace unos meses descubrí a través del blog de Nacho Vigalondo la publicación de un libro llamado “Imbécil y desnudo”. Se trata de una recopilación de posts de un blog ya inexistente llamado “El anacoreta”, creado por el escritor Rubén Lardín. Justo debajo del título aparece esta frase “Esto es la descojonación”, que forma parte de un guión escrito por Rafael Azcona, que se llevó a la pantalla en 1976 bajo el título de “El anacoreta” con Fernando Fernán-Gómez. La relación entre el autor y la película está clara.
Pues bien, hoy mismo, y sin saber muy bien por qué, recordé la existencia de dicho libro, el cual estuve buscando sin suerte en su momento por las librerías de mi pobre región. De este modo llegué a la conclusión de que la única manera de conseguirlo era pidiéndolo a la editorial que lo distribuye. Ediciones Leteo para el que le interese. Un par de clics y a esperar que el libro me llegue a casa.
Cual fue mi sorpresa, cuando a eso de las dos y media de la madrugada y por La 2 comienza la película “El anacoreta”, y a pesar de que ya me disponía a despedir un día extraño, no pude apartar la vista del televisor.

Cosas que tiene la vida.
Si alguien no ha visto la película, por favor, que la vea. Es la descojonación.
Si alguien está interesado en el libro “Imbécil y desnudo” puede ver aquí mismo la interesante presentación que tuvo lugar en el Fnac de Callao, a cargo de su autor y de Nacho Vigalondo.
Yo, mientras, sigo con lo mío. Y a esperar el libro. Que seguro también será la descojonación.

Jon Rivero entrevistado en el Diario Montañes

unirayasblog
A sus 25 años este joven cineasta torrelaveguense pretende comerse el mundo. Cuando Jon Rivero se matriculó en la Escuela de Arte Dramático del Palacio de Festivales conoció el trabajo de los actores, pero sabía que su camino se encontraba detrás de las cámaras. Su segunda cinta, ‘Rememo’, marcó un punto de inflexión al adentrarse en el suspense y el drama. Ahora vive en Málaga y estudia el Curso Superior de Imagen. Está a punto de estrenar su tercer título, ‘Galería 291’, que ha contado con actores y medios profesionales.
Estudia Imagen en Málaga. ¿Por qué en esta ciudad?
-Tiene una explicacion lógica: en Málaga encontré a mi actual pareja, fueron los designios del amor. En cuanto a lo profesional, me gustaba la ciudad porque tenía una Escuela de Arte Dramático potente, bastante producción audiovisual y sobre todo el elemento del tiempo y las horas de luz al grabar, aunque también ha tenido sus decepciones y malos ratos como en todos los sitios
Fue alumno en la subsede de Torrelavega de la Escuela de Arte Dramático del Palacio de Festivales. ¿Su vocación inicial era la de actor?
-No. Cuando me apunté a teatro quería conocer los mecanismos por los que se mueven los actores para así, poder trabajar con ellos de forma mas íntima, mas visceral, más cercana. Luego lo probé, superé miedos interiores y me gustó muchísimo. Creo que el hecho de subirse a un escenario y que a un público le transmitas es lo más grande que hay en la vida, pero yo no soy de los buenos actores, por eso me veía más detrás de las cámaras, creo que tengo mucho más talento ahi. Mi amor al teatro, no obstante siempre estará ahí. En Málaga estoy metido de lleno en el mundo de la escuela de Arte Dramático, con directores de escena y varios actores amigos.
-¿Cómo se interesó por el mundo del cortometraje?
-Básicamente fue todo en relación al mundo del teatro de Torrelavega, empiezas a conocer a actores, a directores, y ¡zas!, te metes en un mundo que para ti era más que desconocido y arriesgado. A día de hoy conserva la amistad con muchos de ellos.
-Debutó con la cinta ‘Desplazados’. -Sí. Es una historia a tres bandas que es muy estética y expresiva. Se trata de dos personajes oprimidos y solitarios que se encuentran con una profesora que les da un poco de luz, buscaba crear atmósfera y emociones encerradas, nada más. Forma parte de mi esencia.
-¿Considera que con su segundo título ‘Rememo’, encuadrado en el género del suspense y el drama, dio un salto de calidad?
-Sí porque con ‘Rememo’ supe que no lo hacía mal del todo, recibió muy buenas críticas y estoy orgullosísimo de María Castillo, Patricia Lalaguna y Pedro Morales por su trabajo. No era fácil porque se trataba de describir un drama personal de dos amigas que se encuentran en un mundo sórdido y desesperanzador como es el de los espías, en el que el tiempo pasa factura. Además una de ellas pide cuentas a la otra y jugué a cazador y presa todo el rato, ninguna de las dos es absolutamente buena ni mala, a las dos les han quitado cosas y las dos deben cosas a ciertas personas. La estructura es circular en forma de tragedia clásica, con el elemento del parque y verlas a ellas de niñas y de adultas, empezando y acabando el corto juntas.
-¿Cómo fue acogido su estreno en la Casa de Cultura de Torrelavega?
-Pues la verdad, bien, pero ese día llovió, y mucha gente no pudo asistir, aun así guardo uno de los mejores momentos de mi vida. Mis actores me hicieron una performance, una actuación específica y no pude contener la emoción, fue algo inesperado
-¿Rodajes en interiores o exteriores?
-Ambos. Realmente soy un tipo al que le gustan los espacios cerrados, angustiosos, pero no aterradores, sino más bien, incómodos, como si el ambiente de mis personajes fuera enrarecido. Me gusta hablar de las emociones pero siempre con una derivación oscura y seca, por eso cuando ruedo exteriores trato de que todo este como muy cerrado, como si el aire les pesara a todos mis personajes.
-Acaba de rodar en Málaga su tercer corto ‘Galería 291’. ¿Para cuándo el estreno?
-‘Galería 291’ se rodó en octubre y se estrenará presumiblemente el 21 de marzo. Estoy con la posproducción. Fue muy gratificante porque todos los actores que salen son profesionales, he tenido un equipo de trece personas detrás, cuatro días de rodaje en interior intensísimos y un texto mío, como a mí me gusta escribir de forma teatral y ahondando en la crisis de estos dos protagonistas, una pareja heterosexual, que juegan el uno con el otro.
-¿Cree que el cortometraje está ahora de moda?
-Nunca ha sido una moda. Ha sido el caldo de cultivo de muchos cineastas creativos con grandes ideas y sobre todo jóvenes que apuestan por el cine de género: Koldo Serra, Paco Cabezas, Eduardo Chapero Jackson, Dani Sánchez Arévalo, Sergio Barrejón, Vigalondo, etc. La pega que también casi cualquiera puede grabar cosas y decir que son cortos, y eso, con mi respeto, tampoco es plan.

Luis Piedrahita: magia con palabras

El pasado 7 de Noviembre, Luis Piedrahita actuó en el Teatro Concha Espina de Torrelavega. Minutos antes del comienzo del espectáculo un servidor tuvo la suerte de grabar una entrevista realizada para el programa Cinentérate y dirigida por Pelayo López.

La sensación que tuve nada más terminar la entrevista fue la del siempre gustoso placer de conocer a una persona inteligente, sensata y sobre todo, con sentido del humor.

La sensación que tuve nada más concluir el monólogo de casi dos horas que realizó el señor Piedrahita es que se puede hacer magia con cartas, con monedas, e incluso con conejos y chisteras. Pero, sin duda alguna, también se puede lograr con palabras.